Les quiero demostrar la gran relación que hay entre productividad y felicidad para que lo tengan pendiente al momento de implantar sus hábitos personales y los que deben tener la cultura en su empresa.

Todos estamos buscando tener un estilo de vida más productivo, o por lo menos la mayoría, hay algunos que son conformistas. Ser productivo, conlleva a  encontrar el tiempo para cumplir u obtener más resultado en el trabajo y tener tiempo para hacer cosas necesarias de la vida personal como: Hacer ejercicio, poder desarrollar algún hobby, prácticamente encontrar el balance perfecto entre la vida laboral y persona; el lograrlo, nos da la creencia de que vamos a ser felices.
A partir de esto nos puede surgir las siguientes preguntas: ¿El esfuerzo por tener un estilo de vida más productivo es realmente la manera de encontrar la felicidad?, ¿Encontraremos el nivel de productividad que queremos?

Empecemos a entender cuando la productividad es efectiva felicidad.

Según Brickman y Campbell en 1971 y lo que denominaron la “Rutina del hedonismo”, también conocida como la “Adaptación hedónica”, los humanos tendemos a volver rápidamente a un nivel relativamente estable de la felicidad a pesar de los grandes acontecimientos positivos o negativos en la vida, de acuerdo a esta teoría cuando una persona gana más dinero u obtiene cosas que quiere, sus expectativas y deseos aumentan de igual manera, lo que resulta en no afectar permanentemente con la felicidad.

Eso quiere decir que si consigues ser promovido en tu trabajo, aumento de sueldo, o logras perder esas 15 libras adicionales, te hace seguro a corto plazo más feliz, pero no afecta tanto a tu felicidad a largo plazo, la clave está en construir hábitos en donde siempre estés motivado a alcanzar nuevas metas o a siempre estar en la actitud de tener tu mejor versión.

Un problema que puede surgir con perseguir activamente un estilo de vida productivo, es una creciente obsesión por realizar muchas cosas y por consiguiente se puede ver afectada la calidad.

Si la idea de un día de trabajo productivo es hacer 6 reportes, asistir a varias reuniones y revisar todos los estatus de proyectos, responder 37 e-mail, seguro has hecho mucho, pero… ¿Hiciste un gran y buen trabajo?, probablemente no.

Buscar la productividad al tratar de lograr más de lo que es realmente es posible, hará que te sientas estresado e infeliz.

La felicidad lleva a la productividad y no al revés

En ViveSmart siempre estamos buscando la manera de ser más felices y de conocer los hábitos de las personas más productivas, para así poderlos enseñar o ponerlos en práctica en otras organizaciones. Somos grandes creyentes en la productividad como resultado de la felicidad, no al revés.

Con el objetivo de obtener el máximo rendimiento del equipo de trabajo, lo primero en que deben enfocarse es en buscar su felicidad y bienestar, trate a su equipo con compasión, sea generoso, construya relaciones, proporcione un espacio de trabajo cómodo y disfrute cómo aumenta la productividad. No estoy queriendo decir que digan: “Somos una Gran Familia” eso realmente no ayuda, en las familias siempre hay uno que se recuesta de los demás y hay que perdonarlo, porque es familia, en los equipos de trabajo todos deben ir al mismo ritmo de esfuerzos.

Bien, ahora les digo: ¡CUIDADO!, a pesar de ser más feliz probablemente les hará más productivo, la búsqueda activa de la felicidad puede ser un tanto peligrosa.

En busca de la felicidad

Ya que la felicidad es, sin duda, algo bueno, perseguirla puede hacer que te sientas decepcionado si la utiliza como un objetivo. Perseguir la felicidad puede hacer que te sientas decepcionado, por lo tanto, improductivo.

¿Cómo encontrar el equilibrio adecuado de la productividad y la felicidad?

– No se utiliza la Felicidad como un regalo por productividad

Chris Bailey autor del libro “A Life of Productivity“, dice que debemos dejar de pensar y prometernos que seremos felices cuando logremos más…

“Si no estamos contentos con lo que hemos logrado, nunca seremos felices”.

– Enfoque en las relaciones personales

June Gruber, profesor de psicología de la Universidad de Yale, sugiere que la búsqueda de relaciones personales puede ser la mejor y más beneficiosa forma de perseguir activamente la felicidad: “El más fuerte imán de la felicidad no es el dinero, ni el reconocimiento externo a través del éxito o la fama; es tener relaciones sociales significativas. Si hay una cosa en el que tiene que enfocarse, es en eso, todo lo demás vendrá solo”.

Deje de preocuparse acerca de cómo puede hacerse más feliz o más productivo y cambiemos el enfoque a fortalecer las relaciones personales. Esto debería ayudarle a sentirse más feliz en el largo plazo y a tener un estilo de vida más productivo.

– Tomemos un descanso

Jonathan Wells, experto en las Estrategia Breakthrough, recomienda darse un descanso y tomar tiempo para disfrutar de la vida:”No quedemos atrapados en obsesión de lograr cosas, pensemos en las cosas que son realmente importantes para usted en este momento. Aseguremos de tomar algo de tiempo para disfrutar de la vida en el presente en lugar de esperar a que algún día, ya que con mucha frecuencia ese algún día, nunca llega.”

Foto-de-MarioMario Vitiello

CEO de ViveSmart.

Dominicano emprendedor; experto en temas de innovación,
negocios, tendencias y branding