Hoy compartimos  la segunda parte del artículo Culturas en las empresas: Más allá de la estación de café esperando que sea de utilidad para ti y tu empresa.

… entonces, ¿Qué caracteriza a una cultura negativa de empresa?

Lo contrario de todo lo anterior, cualquier elemento opuesto con el tiempo da como resultado un ambiente de trabajo tóxico, por lo tanto, se está generando una cultura negativa. Serán improductivos, insatisfechos con su trabajo, ocupando un espacio esperando a ser liquidados, infelices, peor aún, siendo un reflejo para la sociedad del ambiente negativo de la empresa. Nadie va a querer trabajar en la empresa. El producto sufre, el cliente siente la mala vibra, para el crecimiento de la empresa, después algún día si no desaparece quizás con suerte es absorbida por otra empresa y ahí empieza otro tema el “Cambio de Cultura” que conlleva miedo, ansiedad, bloqueo, llantos y un posible final feliz.

En definitiva, una cultura negativa, no da un buen resultado.

¿Cómo se puede crear una cultura positiva?

Si está ocupando una posición de toma de decisiones, no digo de liderazgo porque todos deben ser líderes, debe entender que resaltar los aspectos de la cultura es la parte más importante de su trabajo y es el primer gran paso. Sin embargo, ya que cada uno de los colaboradores tiene el poder de afectar a la cultura de una empresa, tanto para bien como para mal, todos tienen un rol importante.

Los aspectos de las culturas positivas de las empresas se crean y se mantienen con duro trabajo. Como un equipo, sus valores deben ser establecidos por ellos, deben entender qué principios guiarán cada interacción interpersonal, deben precisar los principios por los cuales los clientes son atendidos y comprometerse con los detalles definidos y formas de cómo vender, hablar, escribir de los producto y servicios, deben todos estar evangelizados con sus creencias sobre la empresa y lo más importante que sea de manera natural. Suena como culto o religión ¿Verdad?, pero pensemos, si no somos los primeros fanáticos de lo que hacemos, ¿Quiénes lo serán?

Toda la compañía necesita colaborar de una manera significativa para que siempre este a flote sus valores o pilares, así conspiran para un mismo objetivo a un solo ritmo. Los nuevos miembros del equipo necesitan ser educados en los valores y pilares de la empresa y se requiere revisiones para asegurar la sostenibilidad y mejoras constantes de la cultura. Siempre debemos buscar la “Mejor versión”.

Esto no ocurre de la noche a la mañana, no es tan simple como enviar por correo electrónico y decir a un grupo “¡Hola, tenemos cultura, seremos cool!”. Es un proceso largo, tedioso, si te gusta será divertido, con resultados tan positivos que te van sorprender.

Foto-de-MarioMario Vitiello

CEO de ViveSmart.

Dominicano emprendedor; experto en temas de innovación,
negocios, tendencias y branding