Los empleados son el activo más valioso de las empresas, lograr que ellos se identifiquen con los objetivos y sientan pasión por su trabajo es una tarea vital para obtener los mejores resultados. Las culturas empresariales se basan en combinar esos hábitos, tradiciones y procesos que se hacen en el día a día y que reflejan el ambiente desde la entrada hasta la forma de comportarse de cada uno de los miembros del equipo.

En ViveSmart somos apasionados en acompañar a las empresas y personas a construir culturas productivas y felices, en este trayecto hemos descubierto que existen dos tipos de culturas, la que surge como consecuencia de los procesos de la cotidianidad y no refleja el sentir ni la misión de la empresa y la cultura que los líderes han dedicado tiempo para diseñar en base a los hábitos y el estilo que necesitan sus empresas, obteniendo al final un equipo de trabajo más productivo y feliz, con mejores resultados.

Sin importa el tamaño de la empresa se debe de enfocar en diseñar las culturas que definan los objetivos de la organización y reflejen la pasión del equipo.

Existen 4 culturas productivas que impactan de forma positiva en los resultados de las empresas y en los equipos de trabajo:

  • Cultura de identidad: Esta genera empleados más comprometidos con la misión y los resultados de la organización produciendo en ellos ese sentimiento de pertenencia que se traduce en ofrecer la milla extra cuando sea necesario.
  • Cultura de liderazgo: Se definen cuáles son las competencias que se necesita que todos los lideres vivan dentro de la organización para así poder inspirar a los demás, acompañar al equipo de forma humana, servir al cliente y poder obtener mejores resultados.
  • Cultura de servicio: Es la filosofía de servicio que va hacer que el cliente regrese por más, refleja que los haces sentir y convierte cada contacto en una experiencia.
  • Cultura de ejecución: Se determina la forma en que se planifican las metas en la organización y la manera en que se les da seguimiento hasta cumplirlas, así estamos enfocándonos en lograr la mejor versión de las metas que nos hemos planteado como equipo.

Lograr adoptar culturas productivas es un reto que al cumplirlo las organizaciones impactan de forma positiva los resultados del equipo y permiten que todos los empleados puedan ir por el mismo camino y hablando el mismo lenguaje organizacional.

Si estás decidido a ser más productivo y feliz

Tenemos una sesión estratégica gratis para ti